El desarrollo de la biblioteca del futuro

"Las escuelas no aportarán ningún beneficio a menos que te críes y vivas en una biblioteca todos los días de tu vida", dijo una vez Ray Bradbury. Los estudiantes de la Universidad de Portsmouth, en el sur de Inglaterra, parecen haber tomado las palabras del autor en serio.

La institución académica se encuentra situada en la histórica ciudad costera de Portsmouth, recordada en la conciencia británica como la cuna de un bullicioso puerto y la marina. Donde una vez hubo marineros, ahora circulan estudiantes, 25.000 de ellos. 

En el centro de esta colmena de participación estudiantil se encuentra la biblioteca, que se ha tornado el ayuntamiento no oficial y espacio social para los estudiantes de Portsmouth. Si bien la administración de la universidad aún tiene que informar sobre incidentes de los alumnos que literalmente se mudan al edificio, las autoridades son francas acerca del éxito de una renovación de la biblioteca que ha transformado el edificio que alguna vez fue sofocante y atiborrado en el centro de interacción estudiantil en el campus.

Andrew Minter, Director de Servicios de Información, dijo que la biblioteca antes de la renovación "era como entrar en un gran call center – muy impersonal y chato". ¿Y ahora? "Es un lugar lleno de energía y vida".

El estudio ya no es algo tranquilo aquí
“La biblioteca es más un lugar social que otra cosa”, corroboró Anita Sofía Nieto, de segundo año. Las autoridades del campus adoptan la comparación ya que refleja el continuo éxito de Portsmouth al establecer una cultura de campus de estudio social y colaboración creativa.

"El estudio solía ser algo muy tranquilo, pero cuando tenés un verdadero trabajo estás colaborando constantemente con otras personas", dijo Minter. "Más que nunca, los estudiantes son sociales en sus estudios; aprenden con el otro y del otro".

Si das un paso dentro de la biblioteca se siente como si te hubieras tropezado con un espacio interactivo del futuro, en lugar de una caverna estrecha que recuerda a una escena de una novela de Roald Dahl. El edificio se encuentra equipado con 1.400 espacios de estudio únicos, desde salas de conferencia hasta sofás, muy adecuada para entretenerse con uno de los 380.000 libros de la universidad, o quizás uno de sus 350 equipos Lenovo ThinkPad E460. La mayoría de las bibliotecas presta literatura; la biblioteca de Portsmouth presta laptops. 

La biblioteca que presta laptops
Estas ThinkPads son esenciales para el modus operandus revitalizado de la biblioteca debido a que sólo con pasar una tarjeta de ID los estudiantes obtienen acceso durante medio día a una laptop con carga total, cargada con software. “Que la universidad nos proporcione laptops realmente ha cambiado todo", dijo Sowmya Shah, estudiante de tercer año de ciencias medioambientales.

Diseñar un espacio de esas características requirió naturalmente de inversión financiera, pero Minter explicó que el precio combinado de las laptops y los lockers fue "la mitad de lo que cuesta proporcionar una PC fija", lo cual permitió la asignación de mayores fondos para suscripciones de software y bases de datos.

Minter también descubrió que las laptops facilitaron la interacción de grupos, cuyos estudios demostraron repetidamente la ayuda en la comprensión de contenidos y la finalización más rápida de las tareas. Y debido a que estos son adultos jóvenes, la capacidad de elegir el lugar de trabajo infunde una sensación de independencia muy deseada en los estudiantes.


Auto emisión de lockers para laptops
De acuerdo con la administración, el concepto del locker partió del compromiso de la universidad con la educación social por sobre el estudio aislado, que se ejemplifica mediante su construcción de espacios de estudio de acceso abierto equipados con tecnología gratuita.

Si bien el alquiler de laptops ahora es tan simple como pasar una tarjeta, Craig Browning, Especialista Senior en Provisión de Servicios, explica que el desarrollo del programa enfrentó su cuota de desafío.

"Fue sólo una idea que tuvimos", dice. “Era la primera vez que el proveedor de lockers trabajaba en el ambiente universitario, por lo que tuvimos que seguir preguntándonos, ¿Cómo hacemos esto?”

Pero esto es una universidad, y para cumplir con su reputación como un precursor de la innovación y el pensamiento creativo, el equipo de tecnología se encontró pisando territorio que previamente no habían tocado las instituciones académicas. Luego del diseño inicial y la implementación, y la eliminación de algunos errores menores, los lockers se volvieron estables en el 2013. 

Promoción del aprendizaje social en el campus
Browning y su equipo eligen equipar los lockers con equipos Lenovo ThinkPad E460 ya que son más livianos y más resistentes que otros modelos de PC, lo cual significa que pueden manejar el uso y desgaste excesivo que sin duda resulta del uso por parte de miles de estudiantes.

“Las ThinkPad son muy sólidas" dijo Browning. "Tienen que serlo". Ha sido testigo de estudiantes manejando laptops mientras hacían malabares con una pila de libros en una mano y un café en la otra. Las ThinkPad se han caído, les han derramado líquidos encima y se han sentado sobre ellas, repetidamente.

Y porque esto es Inglaterra, después de todo, "el clima es horrible", dice Shah. "Los lockers para laptops nos permiten no estresarnos sobre si nuestras computadoras personales se mojan o dañan".

Los comentarios positivos de los estudiantes han impulsado a la universidad a instalar nuevos lockers y adquirir más ThinkPad cada año. Los profesores han comenzado a solicitar las ThinkPad en sus aulas para permitir un entorno de aprendizaje más flexible, que se adapte fácilmente a las necesidades individuales de los estudiantes.

Sin duda, las laptops se han generalizado en los campus universitarios, lo cual significa que los estudiantes que no poseen computadoras personales experimentan un vacío aún mayor. A Freya Footner, una estudiante de inglés de tercer año, le robaron su laptop a comienzos del año. Con la investigación para su tesis final para finalizar este año, las ThinkPad que pueden alquilarse se han vuelto su salvación.

"He estado realizando toda la investigación para mi tesis en estas laptops", dijo Footner, quien recién había terminado una sesión de medio día en la biblioteca. "No tengo idea qué haría sin el programa de laptops".


Rahil Arora conduce el programa "Customer Stories" (Historias de los clientes) de Lenovo.